Blog

Es normal que el jamón tenga moho

Abrimos la nevera, vamos a coger un alimento y vemos que tiene moho. Este suele ser un símbolo inequívoco de que nos hemos despistado y ese producto ha comenzado a ponerse en mal estado. No obstante, hay otros con ciertas peculiaridades y, a raíz de las dudas que nos hacéis llegar, hoy os queremos hablar de si es normal que el jamón tenga moho. ¿Tú también te lo preguntas? ¡Vamos a descubrirlo!

¿Es normal que el jamón tenga moho?

Sí, es totalmente normal que el jamón tenga moho, pero solamente en la corteza exterior. En el proceso natural de la curación del jamón, así como en el del resto de embutidos, el moho ayuda en el proceso. Este estabiliza las grasas del jamón, lo que le acabará por dar las cualidades organolépticas que tanto disfrutamos de en este producto.

El moho está en la parte de la corteza

Como decimos, si adquieres este producto y compruebas que tiene estos “visitantes” tienes que saber que es normal que el jamón tenga moho. Durante el proceso de curación este aparecerá, posteriormente será eliminado antes de enviar el producto, pero dependiendo de diferentes factores puede volver a aparecer. ¿Por ejemplo? Si ha estado en condiciones de humedad.

También puede aparecer si en lugar de envolverse el jamón con una malla de algodón se envuelve en otro tipo de tela que no transpire o incluso en plástico. De esta manera la pieza no “respira” por lo que puede hacer que aparezca moho de nuevo, e incluso problemas de conservación que, ahí sí, harían que el jamón se deteriorará.

El moho aparece en la carne del jamón

Imagina que tienes el jamón en casa y tras haberlo empezado decides volver a cortar unas lonchas tiempo después. Si una vez que lo destapas ves que ha aparecido moho no te preocupes, esto también puede ser normal. Retira de la superficie el moho, con un paño que no deje fibra untado en un poco de aceite de oliva. Es recomendable que descartes también esas primeras lonchas y luego sigas cortando con normalidad el resto.

También puede ocurrir que abras un jamón y compruebes que en su interior hay moho, así como mal olor una vez lo abres. En este caso, o lo has tenido mal almacenado o has de contactar con tu proveedor pues la pieza es defectuosa.

¿Por qué sale moho en el jamón?

El jamón, una vez salado, pasa a secarse durante los meses correspondientes en las bodegas. Durante este proceso la propia  pieza empieza a expulsar la humedad al exterior, por lo que es normal que el jamón tenga moho, es parte del proceso. Solo en los casos expuestos antes y a causa de un mal almacenamiento, o incluso otros factores, rara vez puede darse que un jamón se ponga en mal estado.

¿Cómo quito moho en el jamón?

Como es normal que el jamón tenga moho y no tienes de qué preocuparte, bastará con que lo retires para poder degustar tu pieza con total seguridad, disfrutando de los ricos matices que tiene.

  • Si el moho está en el exterior al retirar la corteza para partir el jamón también retirarás el moho, pues solo aparece de manera superficial.
  • Si el moho ha salido en la parte de carne descubierta que tenías ya preparada, como decíamos antes solo tienes que humedecer un pañito en AOVE y retirar el moho, así como las primeras lonchas para evitar sabores cruzados.

¿Cómo hago para que no le salga moho al jamón?

Como ves, aunque es normal que el jamón tenga mogo tenemos que evitar que lo desarrolle una vez que tenemos el producto en casa pues será la mejor manera de disfrutarlo. ¿Cómo lo conseguimos? ¡Muy sencillo!

El jamón está entero

Ya te hemos dado todas las claves sobre cómo guardar un jamón entero, pero no está nunca de más recordar algunos puntos importantes sobre este aspecto, especialmente cuando estamos hablando di es normal que el jamón tenga moho:

  • Busca un lugar oscuro, fresco y seco, esto es último es clave para que no aparezca moho, ya que este se ve favorecido por la humedad.
  • No envuelvas tu jamón en plástico o tela que no sea transpirable, siempre en malla de algodón para que respire.
  • Cuélgalo de manera adecuada, para que cada uno de sus lados “respire”.
  • ¿No puedes seguir estas indicaciones? Solicita el corte y envásalo al vacío.

El jamón está empezado

Como nos encanta que disfrutes los jamones de principio a fin también te habíamos hablado de con qué tapar un jamón una vez empezado, pero como en el caso anterior, vamos a revisar los puntos clave:

  • Reserva un buen trozo de la propia grasa del jamón para ponerlo sobre el corte que realices. Mantenerlo bien pegado hará que no se acumule aire y que el corte se mantenga fresco con la propia grasa eliminada, sin adquirir sabores extraños.
  • Además de la grasa, también puedes envolver el resto del jamón en la malla de algodón. Esto evitará también la “visita” de insectos.
  • Mantenlo en un lugar adecuado, además de en su jamonero, este debería estar en una zona que no tenga muchos cambios de temperatura, que sea fresca y de nuevo seca para evitar la aparición de moho.

Incluso sabiendo que es normal que el jamón tenga moho tenemos que seguir estos pequeños consejos para que su sabor se mantenga en perfectas condiciones durante muchísimo más tiempo.

Si tú también quieres disfrutar de las cualidades organolépticas que da una buena pieza, puedes comprar jamón online en eiberico.com con el mejor precio posible ¡te lo mandamos directo de fábrica! Una vez curado en nuestras bodegas de Guijuelo, te lo enviamos sin intermediarios, así de fácil y delicioso. ¿Te lo vas a perder?

× ¡Contáctenos!