Blog

cómo deshuesar un jamón

Saber cómo deshuesar un jamón es todo un arte al alcance de muy pocos, especialmente para hacerlo a la perfección. No obstante, si tienes la maña suficiente, con unos cuantos consejos que te vamos a dar es posible que salgas con la labor y además, con buena nota, ¿te apuntas?

¿Qué necesito para deshuesar un jamón?

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que necesitas cierto material para deshuesar un jamón. Además de una superficie limpia, amplia, seca, firme y que sea difícil de dañar, apunta, que la lista es la siguiente:

  • Guante y delantal de malla para no herirnos.
  • Delantal de hule para no mancharnos mucho y limpiarlo bien.
  • Puntilla para deshuesar.
  • Cuchillo para pelar.
  • Gubia: es un cuchillo redondeado para separar la caña del jamón.
  • Chaira para afilar los cuchillos.
  • Cala, por si quieres comprobar que el jamón está apto para el consumo.

¿Te hacías a la idea de que se necesitara tanto material? Puede que algunos sean opcionales, como la cala o la chaira, pero el resto está bien tenerlos para saber cómo deshuesar el jamón a la perfección.

Cómo deshuesar un jamón en 4 pasos

1. Prepararte y calar el jamón

Lo primero que tendrás que hacer será equiparte con el delantal de malla, encima de este colocar el delantal de hule o plástico. Después, ponte en la mano contraria a la que corta el guante de malla para evitar cortes.

¿Crees que puedes saber si el jamón está bueno por el olor? Cómo no, seguro que ya eres todo un experto. Para ello, solo tienes que introducir la cala en la zona recomendada para ello, que suele ser la de la cadera. También puedes hacerlo algo por encima, donde está el fémur, o bien en la rodilla, ya que las zonas articulares son las más propensas a sufrir problemas.

Una vez que la has introducido huélela rápidamente para comprobar que el aroma es el idóneo para comenzar con el deshuese del jamón. ¡Vamos allá!

2. Pela el jamón

Lo primero que tienes que saber hacer para conocer cómo deshuesar un jamón a la perfección es pelarlo. Si lo que tienes en mente es envasar al vacío, una vez que lo comiences a lonchear te resultará mucho más fácil y ya estás eliminando ese posible sabor añejo. Procura no llevarte mucha capa de grasa al realizar el pelado.

Antes de continuar, fíjate en el esquema de la imagen dónde están situados los huesos de tu jamón, para así saber de qué zonas hablamos en los siguientes puntos.

3. Empieza con la cadera

Empezaremos marcando la pieza por la zona central de la pata, en la que notarás que un hueso sobresale, que se corresponde con la cadera. En esto, cada maestrillo tiene su librillo, pero hay algo fundamental: sigue siempre el hueso y guíate por ello. No quieres empezar a cortar sin esta referencia constante porque lo que pasará es que dejarás toda la carne en el hueso.

Por lo tanto, clava en el punto indicado anteriormente y ve marcando la pieza bien pegado al hueso. Ve profundizando con cuidado y paciencia hasta que puedas ver cómo la pieza está separada del hueso.

4. Deshuesa el fémur

Ahora, una vez que hemos sacado la parte de la cadera, veremos una bola, correspondiente al fémur. Saber cómo deshuesar un jamón en este punto empieza a ser más sencillo porque tendrás que irlo bordeando con la gubia, especialmente pensada para esta parte. Recuerda pegarla bien al hueso y con paciencia ve retirando toda la carne.

Rodea la pieza cuando llegues al codillo, sigue con cuidado ya que es una parte complicada en la que encontrarás tendones, córtalos. Cuando esté totalmente rodeado y extraído vas a poder sacar la caña tirando de la pata.

¡Ya sabes cómo deshuesar un jamón! La verdad es que entre este proceso y saber cómo lonchear un jamón correctamente es más sencillo este último, ya que deshuesar un jamón requiere de bastante maña. Luego siempre puedes partir tú mismo el hueso de jamón, pero lo recomendable es que solicites el corte a un profesional para que no te quede astillado. ¡Así podrás usarlo en multitud de deliciosos guisos!

Para evitarte el trabajo lo más recomendable es que compres jamón deshuesado en eiberico.com. Nuestros maestros jamoneros realizan el proceso de manera manual para que puedas tener el mejor producto en tu casa. Además, llega envasado al vacío para que no tengas que preocuparte de nada.

× ¡Contáctenos!